Anteriormente hablamos sobre qué priorizar en un vídeo de producto; explicamos que lo relevante es dar a conocer los beneficios o propiedades del producto en sí, pero, ¿qué sucede con el tono del vídeo?

Hay productos que tienen una complejidad innata para venderse, son para un target muy específico o tienen una funcionalidad muy particular. ¿Qué hacemos en esos casos? ¿Optamos por mostrar sus características o le damos un toque creativo?

Hoy en Estudio Frägil queremos profundizar un poco en esta dicotomía, y también ejemplificar el trabajo de las empresas audiovisuales de Barcelona que se dedican a hacer vídeos de producto.

¿Nos limitamos o inventamos un poco?

No todos los productos pueden ser comunicados de la misma manera, ni en formato de imágenes ni audiovisuales. ¿La razón? Mucho tiene que ver con el tono de la marca y del público al que le interesa llegar. 

Tomemos como ejemplo el vídeo loop que hicimos para Café Fred Cold Brew:

La intención era comunicar un producto moderno, queríamos llegarle a personas jóvenes que son los consumidores destacados de este tipo de café. 

No podíamos usar recursos comunes de los vídeos de producto, aquí no se vale únicamente mostrar el producto y colocarle música contemporánea de fondo, había que hacer algo que causara más impacto visual.

Generamos tensión al espectador, y dejamos claro que este cold brew no es solo moderno, sino estéticamente apetecible y, lo más importante: tómalo con hielo.

Ahora, este giro creativo a veces no puede aplicarse a otro tipo de producto, como el Mine IoT Project, un ambientador que monitorizar tus actividades diarias y a través de esencias naturales, genera un ambiente específico en espacios cerrados.

¿Podríamos haber hecho un vídeo centrado meramente en lo estético? Sí, hay decenas de formas creativas que se adaptarían perfectamente al producto, pero perderíamos la oportunidad de aclararle a la audiencia de qué se trataba y cuál era su funcionalidad.

Cuando tenemos en nuestras manos productos que son poco comunes, tenemos que volver a la esencia de los vídeos de producto: generar mayores ventas a través de la aclaratoria de dudas posibles.

Las productoras de vídeos de Barcelona, como Frägil, entienden que estos vídeos son una herramienta muy valiosa que no pueden dejar dudas a los futuros consumidores.

Tenemos que aferrarnos de las imágenes, de los sonidos, y de las voces para aclarar todas las dudas posibles sobre el producto y así lograr mayores conversiones.

No obstante, todo depende del tono de la marca, del target y del tipo de producto. Sin tener estos tres elementos claros y presentes, el vídeo resultante estaría completamente alejado de la meta.

Por supuesto, hay ocasiones en las que podemos jugar con la estética y la enumeración sutil de beneficios del producto, pero todo va a depender de lo que desee hacer el cliente y de las grandes mentes detrás de la elaboración del material audiovisual.

Para conocer más del proceso creativo involucrado en la realización de vídeos de producto puedes ponerte en contacto con nosotros, sea cual sea el producto que tengas, en Estudio Frägil crearemos su comunicación audiovisual más impactante.