Seguramente ya habrás visto la estadística sobre el porcentaje de conversiones que puede lograr un negocio con vídeos de producto, pero la verdad es que no cualquier video producto puede lograr ventas significativas.

¿Cuáles son las características de un buen vídeo de producto? ¿Por qué es imprescindible invertir en video marketing en el 2019?

Hoy no queremos hablarte de estadísticas (solo un poco), hoy queremos explicarte lo que pocos dicen sobre el video marketing y cómo debería ser el vídeo producto ideal.

En el 2018 más del 81% de las empresas estaban usando los vídeos de producto como herramienta de marketing, y en solo dos meses del 2019, esa cifra ha subido un 6%.

No solo lo están usando más, también le están dando un mejor uso. Las marcas actuales no pueden valerse únicamente de mostrar sus productos, necesitan conectar con su audiencia. Además, necesitan crear contenido que pueda ser compartido con facilidad.

Más del 70% de las personas prefieren ver un vídeo para informarse de un producto que leer al respecto, esto sucede porque leer toma mucho más tiempo, y siendo honestos, es un poco menos entretenido.

Ahora bien, ¿qué deben tener mis vídeos de productos?

Independientemente del tipo de producto que necesites vender, la clave para obtener un buen ROI es tener definida tu buyer personaCuando tengas las características de tu cliente ideal, se puede definir qué le gusta y qué no, qué tipos de canales digitales consume, qué le conmueve, qué le hace reír, etc.

Ciertamente, existen características generales para crear un buen video de producto, pero tener estos datos te permite tener una mejor comprensión de lo que le motiva a comprar, en consecuencia, personalizar mucho más tu contenido.

¿Por qué necesitas esta personalización? Porque seguramente hay muchas otras marcas vendiendo lo mismo que tú, y para destacar entre la multitud, tienes que acercarte a quien te interesa en lugar de lanzar un producto y que lo tome a quien le caiga.

Aquí te dejamos algunos puntos básicos sobre el video marketing:

  • No solo trabajes con vídeos para YouTube, usa formatos para Instagram, Twitter y Facebook.
  • Muestra el producto y sus beneficios.
  • Usa sabiamente el tiempo, esos primeros 17 segundos de vídeo son cruciales para ganar la atención de tu audiencia.
  • Recuerda que la comunicación ahora es bilateral, dale algo a tu audiencia para hablar sobre ti.
  • Nunca descuides la calidad de producción y desarrollo de tu vídeo.

Dicho ésto, ¿necesitas ayuda para hacer un buen video de producto? En Frägil podemos ayudarte con el desarrollo y producción de cientos de ideas originales que se transformarán en conversión.